¡Haz clic aquí para consultar nuestras guías de turismo sostenible para viajeros y empresas!

La depuradora de Vila registró vertidos de aguas deficientemente depuradas constantes durante todo el año pasado

Home / Noticias / La depuradora de Vila registró vertidos de aguas deficientemente depuradas constantes durante todo el año pasado
Home / Noticias / La depuradora de Vila registró vertidos de aguas deficientemente depuradas constantes durante todo el año pasado
La depuradora de Vila registró vertidos de aguas deficientemente depuradas constantes durante todo el año pasado

La Alianza por el Agua y el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation lamentan que la depuradora de Vila fue la única de la isla que depuró deficientemente durante todo el periodo de 2022

Ibiza, 16-10-2023 – El Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation ha hecho públicoslos datos recogidos en su Informe 2022 elaborados por la Alianza por el Agua para el Informe de Sostenibilidad 2022 a partir de la información ofrecida por ABAQUA sobre la calidad de las aguas depuradas en la isla de Ibiza para el año 2022, cuyo resultado principal arroja que, de los 14,3 hm3 de aguas depuradas por las EDAR de la isla, 7,0 hm3 han sido depuradas deficientemente, es decir, el 48,9 % del total.

Lo más llamativo de estos datos es que este porcentaje corresponde íntegramente a la depuradora de Vila. De esta manera, los datos reflejan que el año pasado el 100 % de las aguas deficientemente depuradas correspondieron a la depuradora de Vila y que éstas han sido vertidas directamente al medio marino con cantidades de materia orgánica por encima de la legalidad.

En lo referente a las tres otras depuradoras que durante el 2021 superaron los límites legales establecidos de presencia orgánica en vertidos, Sant Josep, Cala Sant Vicente y Sant Joan, para el 2022 no registraron ningún dato negativo, aspecto que desde el Observatorio consideran relevante. “Es necesario mantener esta tendencia en los siguientes años”, considera Itziar Arratibel, la coordinadora del Observatorio.

Sobre la EDAR de Vila, la coordinadora técnica de la Alianza por el Agua, Marina Moheno, señala que, “La calidad de la depuración de la EDAR de Vila no está directamente relacionada con el pulso estacional, en la medida en la que la cantidad de agua deficientemente depurada con respecto al total de agua depurada se mantiene más o menos constante durante el año, con una media de caudal mal depurado del orden de 0,5hm3 mensuales”.

Sin embargo, tal y como indican ambas entidades, un elemento que sí está directamente relacionado con la estacionalidad de la economía es el caudal que recibe la estación. En este sentido, y continuando con el análisis de los datos que genera la propia ABAQUA, el caudal de agua que recibe la estación depuradora de Vila supera durante los meses de abril a septiembre el volumen para el que está preparada (20.000 hm3) llegando a superar el caudal permitido en un 19,2 % durante el mes de agosto.

Por su parte, la estación de Can Bossa también superó durante los meses de julio y octubre del 2022 el volumen de caudal gestionable en esas instalaciones (5.901 hm3), registrando un aumento del 17,1 % en el mes de agosto. Ante los datos registrados, tanto desde la Alianza por el Agua como desde el Observatorio de Sostenibilidad vuelven a insistir en la importancia de evitar que el vertido de aguas residuales sin tratar o insuficientemente tratadas pueda introducir contaminantes dañinos en el agua del mar, lo que puede afectar negativamente a la vida marina y reducir la biodiversidad. Según recuerdan, el vertido de aguas residuales sin tratar puede introducir contaminantes como nutrientes en exceso (nitrógeno y fósforo) en el agua, lo que puede provocar la proliferación de algas nocivas y la eutrofización, deteriorando la calidad del agua y afectando negativamente a los ecosistemas costeros.

“Según las últimas noticias, la nueva EDAR de Ibiza no se pondrá en marcha hasta junio del 2024, siempre que su apertura no conlleve otro retraso más. Parece que mientras tanto, los datos de vertidos van a seguir siendo similares. Esto es un dato preocupante para ambas entidades”, afirma Moheno.