¡Haz clic aquí para consultar nuestras guías de turismo sostenible para viajeros y empresas!

Más de la mitad de las masas de agua subterránea de Ibiza están sobreexplotadas

Home / Noticias / Más de la mitad de las masas de agua subterránea de Ibiza están sobreexplotadas
Home / Noticias / Más de la mitad de las masas de agua subterránea de Ibiza están sobreexplotadas
Más de la mitad de las masas de agua subterránea de Ibiza están sobreexplotadas

El Informe 2022 del Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation pone de manifiesto una leve mejora en la última década, pero aún así la situación sigue siendo crítica

Ibiza, 23-03-22 – En el 2022, de las 16 masas de agua subterráneas que se contabilizan en la isla de Eivissa, solo 7 se encontraban en un estado cuantitativo bueno según los datos que ha analizado el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation para su Informe de Sostenibilidad 2022, partiendo de la información del Plan Hidrológico de las Illes Balears vigente. Estas 7 son, concretamente: Portinatx, Port de San Miguel, Sant Agustí, Riu de Santa Eulària, Sant Llorenç de Balafia, Es Figueral y Jesús. De las 9 masas de agua restantes, 8 se encuentran sobreexplotadas (Santa Agnès, Pla de Sant Antoni, Cala Llonga, Roca Llisa, Cala Tarida, Porroig, Santa Gertrudis, y Serra Grossa) y 1 está en riesgo de serlo (Es Canar). 

EL Observatorio de Sostenibilidad, un proyecto estratégico de la fundación IbizaPreservation que este año vuelve a contar con el apoyo del Consell Insular d’Eivissa para la elaboración de sus indicadores, ha hecho públicos estos datos en el marco de la conmemoración esta semana del Día Mundial del Agua para advertir de que, desde la Directiva Marco Europea del Agua, la fecha límite para conseguir el buen estado de todas las masas del agua (a excepción de aquellas que puedan ser objeto de exención por motivos justificados) es de 2027, coincidiendo con el fin del tercer ciclo de planificación. 

La sobreexplotación recogida en el Informe 2022 del Observatorio de Sostenibilidad de Ibiza, actualmente en proceso de elaboración, hace referencia al estado cuantitativo de la masa de agua y se determina por criterios basados en las entradas y salidas de agua, así como por la tendencia en los niveles piezométricos y la cantidad de cloruros, -indicadores de la posible entrada de agua de mar en la masa de agua-. El estado cuantitativo, por tanto, puede ser “bueno”, “malo” o “en riesgo”, según los resultados de los criterios aplicados. 

Así, si se hace un análisis de la evolución de esta situación, vemos que en el año 2012 el 63 % de las 16 masas de agua subterráneas de la isla de Eivissa se encontraban en un mal estado cuantitativo. Diez años después, en el 2022, ese porcentaje se redujo al 50 %, un porcentaje que refleja cierta mejoría al pasar de 10 a 8 las masas en mal estado cuantitativo. Las dos masas de agua que han mejorado su estado de manera sustancial han sido Es Canar y Portinatx. El caso de esta última, además, es muy significativo al haber pasado de una sobreexplotación del 104,16 % en el 2015 al 49,87 % actual, situación que coincide con el inicio de la distribución de agua desalada en el municipio. Para Itziar Arratibel, coordinadora técnica del Observatorio de Sostenibilidad, “esta evolución es un dato muy significativo ya que demuestra la necesidad y la importancia de la implantación de un buen sistema de distribución de agua desalada en la isla para reducir los niveles de extracción y explotación de las masas de agua que permitan su recarga. Aunque no debemos olvidar que la reducción y eficiencia en el consumo de agua debe ser una estrategia prioritaria a trabajar”. 

Se aprecia a su vez cierto descenso en la sobreexplotación de ciertas masas de agua subterránea, como el caso de Sant Agnés, Pla de Sant Antoni, Cala Llonga, Cala Tarida, Porroig y Serra Grossa, aunque, según lamentan desde el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation, éste no ha sido suficiente ya que todas y cada una de ellas siguen estando en un mal estado cuantitativo. 

Las masas que actualmente tiene el mayor porcentaje de explotación son la Serra Grossa (133,59 %), Porroig (126,79 %) y Roca Llisa (127,41 %). Esta última, junto con la de Santa Gertrudis (144,37 %), no solo se encuentran en mal estado, sino que, además, se ha registrado un aumento en la cantidad de explotación desde el 2015: un 5,5 % en el caso de Roca Llisa y un 4,5 % en el caso de Santa Gertrudis. Además, en ambos casos se detecta un aumento constante de la cantidad de cloruros en las masas de agua. 

“Como entidad integrante de la Alianza por el Agua, en IbizaPreservation compartimos y subrayamos el mensaje de alerta lanzado en el marco del Día Mundial del Agua por la Alianza”, ha manifestado la directora de la Fundación, Inma Saranova quien ha aprovechado la efeméride para poner en valor el papel de la Alianza: “Es imprescindible poner todos los esfuerzos necesarios al servicio de la conservación de las masas de aguas subterráneas y en ese sentido queremos dar las gracias a la Alianza por el Agua de Ibiza y Formentera por el enorme trabajo que hace en la labor de recopilación de datos sobre los recursos hídricos y el estado del agua en las Pitiusas sin el cual no sería posible establecer hasta qué punto mejora o empeora la situación al cabo del tiempo y, por tanto, en saber dónde debemos poner el foco de nuestros esfuerzos de mejora”.