Incendios forestales

Claves

  • Desde el 2009 disminuye la cantidad de incendios debido a una mayor eficiencia en el control y extinción de los conatos.
  • La superficie afectada por el fuego se mantiene constante desde el año 2011; reduciéndose a únicamente 1,1 ha en el año 2018.
DefiniciónIncendios forestales en la isla de Ibiza.
MetodologíaEste indicador analiza la evolución de los incendios en Ibiza desde el año 2000 hasta 2018, tanto de la superficie quemada como el número de siniestros; diferenciando los conatos (menos de 1 hectárea) de los incendios (de más de 1 hectárea).
Nº Siniestros=Nº Conatos+Nº Incendios
Los datos obtenidos del Govern Balear son expresados mediante hojas de cálculo.
UnidadesHa (hectáreas)
TemporalidadAnual (2000-2018)
Escala geográficaInsular
Fuentes de informaciónGovern de les Illes Balears: Direcció General d’Espais Naturals i Biodiversitat del Govern de les Illes Balears: Estadística incendis.
ObservacionesSegún la Ley 43/2003 del 21 de noviembre, de Montes (BOE núm 280, de 22/11/2003), un incendio forestal es el fuego que se extiende sin control sobre combustibles forestales situados en el monte.
Baleares cuenta con el Pla Forestal de les Illes Balears (2015) y el IV Pla General de Defensa Contra Incendis Forestals de les Illes Balears (2015-2024).

Resultados

A lo largo del periodo analizado, la cantidad de siniestros muestra la siguiente tendencia: Entre el año 2000 y 2004 se da un crecimiento progresivo hasta alcanzar en 2004 un máximo de 48 siniestros, que a partir de entonces disminuyen hasta el año 2008. A partir de 2009 la cantidad de siniestros permanece estable con fluctuaciones.

La superficie forestal quemada se ha visto disminuida respecto al año 2000 -a excepción del año 2011-. En 2011 se produjo un gran incendio en la Serra de Morna (Sant Joan de Labritja), en el que se quemaron aproximadamente 1.530 Ha de bosque; declarándose el mayor incendio registrado hasta la fecha en Ibiza.

Por otro lado, desde el año 2009 disminuye la cantidad de incendios a favor de los conatos; es decir, frente al mismo número de siniestros menor cantidad alcanza a extenderse más de 1 hectárea. Esto es debido probablemente a una mayor eficiencia en la extinción de estos y al aumento del número de depósitos contraincendios. De hecho, como se aprecia en la gráfica, durante el año 2016 hubo una gran cantidad de conatos; sin embargo, la cantidad total de terreno quemado fue de 1,2 ha (Figura 22).

El año con menor registro de siniestros a lo largo del periodo analizado ha sido 2013. La superficie quemada durante el mismo año también fue mínima; registrándose únicamente un 0,99 ha de superficie afectada por el fuego. Tras 2013, 2018 es el año con menor cantidad de siniestros (20) y apenas 1,1 ha afectadas.

 Figura 22. Número de incendios y conatos; hectáreas afectadas (2000-2018). Elaboración propia (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 22. Número de incendios y conatos; hectáreas afectadas (2000-2018). Elaboración propia (Fuente: Govern de les Illes Balears).