Sequía hidrológica

Claves

  • Ibiza ha sufrido tres periodos de alerta de sequía en los últimos 10 diez años (2014, 2015 y 2016)
  • El índice de sequía en Formentera ha tenido fluctuaciones muy acusadas en comparación con la isla de Ibiza.
  • Más de la mitad de los años estudiados se han caracterizado por una sequía más o menos intensa.
DefiniciónEvolución del índice de sequía hidrológica.
Metodología Este indicador pretende analizar la variación del índice de sequía hidrológica (IeUD) durante el último decenio.
La sequía hidrológica se define como la disminución de la disponibilidad de agua potable (superficial y subterránea).
El estado de sequía se establece mediante las medidas de los niveles piezométricos (profundidad del agua subterránea), los volúmenes drenados por las fuentes y los volúmenes almacenados en los embalses.
Este índice es igual a la media aritmética de los índices de estado de cada uno de los resultados obtenidos en cada unidad de análisis (en este caso, los pozos de cada Unidad de Demanda o UD) de acuerdo al Proyecto del Plan especial de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía en las Illes Balears, 02/01/2017.
UnidadesIeUD (Índice de sequía hidrológica)
TemporalidadMensual
Escala geográficaInsular (Pitiusas).
Fuentes de informaciónGovern de les Illes Balears: Direcció General de Recursos Hídrics
ObservacionesEl índice distingue 4 zonas según el estado de los recursos hídricos: Zona de normalidad, zona de prealerta, zona de alerta y por último zona de emergencia

Resultados

Ibiza ha sufrido tres periodos de alerta de sequía en los últimos 10 diez años (2014, 2015 y 2016) alcanzan el estado de alerta durante la época estival; mientras que durante los meses de invierno alcanzan valores dentro de la “normalidad”; aunque cercarnos a la prealerta. Por otro lado, 2 de los años analizados (2011 y 2018) se alcanzó la prealerta, volviendo a la zona de normalidad durante los meses invernales (Figura 23).

En el caso de Formentera, un registro continuo se comienza a tener a partir de 2012. Durante estos años el índice de sequía ha tenido fluctuaciones muy acusadas en comparación con las de Ibiza. Se alternan los periodos de alerta, prealerta y normalidad a lo largo de todo el año; sin mostrar ningún tipo de estacionalidad o patrón concreto. Ningún año ha estado exento de alcanzar la zona de prealerta (Figura 24).

Es decir, en el último decenio Ibiza únicamente ha tenido 4 años dentro de la normalidad y en el caso de Formentera ningún año ha mostrado valores dentro de este rango de forma continuada. En el caso de la sequía del periodo 2014-2016 fue necesario tomar medidas de restricción en la agricultura.

 Ibiza ha sufrido tres periodos de alerta de sequía en los últimos 10 diez años (2014, 2015 y 2016) alcanzan el estado de alerta durante la época estival; mientras que durante los meses de invierno alcanzan valores dentro de la “normalidad”; aunque cercarnos a la prealerta. Por otro lado, 2 de los años analizados (2011 y 2018) se alcanzó la prealerta, volviendo a la zona de normalidad durante los meses invernales (Figura 23). En el caso de Formentera, un registro continuo se comienza a tener a partir de 2012. Durante estos años el índice de sequía ha tenido fluctuaciones muy acusadas en comparación con las de Ibiza. Se alternan los periodos de alerta, prealerta y normalidad a lo largo de todo el año; sin mostrar ningún tipo de estacionalidad o patrón concreto. Ningún año ha estado exento de alcanzar la zona de prealerta (Figura 24). Es decir, en el último decenio Ibiza únicamente ha tenido 4 años dentro de la normalidad y en el caso de Formentera ningún año ha mostrado valores dentro de este rango de forma continuada. En el caso de la sequía del periodo 2014-2016 fue necesario tomar medidas de restricción en la agricultura.

Ibiza ha sufrido tres periodos de alerta de sequía en los últimos 10 diez años (2014, 2015 y 2016) alcanzan el estado de alerta durante la época estival; mientras que durante los meses de invierno alcanzan valores dentro de la “normalidad”; aunque cercarnos a la prealerta. Por otro lado, 2 de los años analizados (2011 y 2018) se alcanzó la prealerta, volviendo a la zona de normalidad durante los meses invernales (Figura 23). En el caso de Formentera, un registro continuo se comienza a tener a partir de 2012. Durante estos años el índice de sequía ha tenido fluctuaciones muy acusadas en comparación con las de Ibiza. Se alternan los periodos de alerta, prealerta y normalidad a lo largo de todo el año; sin mostrar ningún tipo de estacionalidad o patrón concreto. Ningún año ha estado exento de alcanzar la zona de prealerta (Figura 24). Es decir, en el último decenio Ibiza únicamente ha tenido 4 años dentro de la normalidad y en el caso de Formentera ningún año ha mostrado valores dentro de este rango de forma continuada. En el caso de la sequía del periodo 2014-2016 fue necesario tomar medidas de restricción en la agricultura.

 Figura 24. Evolución del índice de sequía hidrológica en Formentera (2009-2019). (Fuente: Govern de les Illes Balears).

Figura 24. Evolución del índice de sequía hidrológica en Formentera (2009-2019). (Fuente: Govern de les Illes Balears).